www.pedromendoza.com
www.pedromendoza.com
www.pedromendoza.com

 

Quiénes somos

 

 

Hacia una conciencia educativa

 

Este sitio web se parece al de 2005, y publicado en el mismo dominio www.pedromendoza.com, pero añade actualizaciones, introducidas a partir de marzo-2014. Hay especialmente síntesis didácticas y psico-pedagógicas, trabajadas con más de 4.000 alumnos y alumnas.

 

No son, pues, simples “diseños”, sino métodos ya realizados y contrastados durante 22 años como profesor de Educación Secundaria en ESO y BACHILLERATO (alumnado de 12 a 22 años). Yo podía haberlo tirado todo a la papelera (me jubilé en 2011), pero me ha parecido menos cutre molestarme un poco y subirlo a Internet, por si es útil para alguien.

 

No disfrutamos de una conciencia educativa colectiva (así nos va). Ninguna iniciativa “oficial” cataloga, facilita y potencia la experiencia científica, técnica o profesional de los jubilados. A la fuga de cerebros jóvenes añadimos el “usar y tirar” para los viejos (que no “caducados”).

 

 

 

Así que lo intento yo mismo, con mi tiempo y con mi dinero. Un grupo, o un país, no puede ser más inteligente que la suma de sus miembros, pero sí puede ser más estúpido”, nos recordaba Daniel Goleman en su famoso libro Inteligencia emocional (1995).

Los educadores sabemos muy bien que una sociedad no cambia tan rápido como sus avances técnicos y sus “maquinitas”, también llamadas “nuevas tecnologías”. Todos los sabios lo han explicado, incluido Einstein: “Temo el día en que la tecnología sobrepase nuestra humanidad: el mundo sólo tendrá una generación de idiotas”.

 

 

 

Pedro Mendoza, a los 6 años de edad, en Cetina (Zaragoza-Spain)

 

 

Como esos viejos árboles

Este sitio Web nació en 2005, con la sana finalidad de que algunas experiencias y momentos vividos no queden enterrados por la simple decrepitud biológica. No hay detectores sobre el día de la muerte. Pero, como nos avisó Jorge Manrique (1440-1479), “que no se engañe nadie, no, pensando que ha de durar lo que espera más que duró lo que vio, pues que todo ha de pasar de igual manera. Los seres humanos mueren, decía la Biblia, “pero sus obras les acompañan”. Obras demasiado diluidas a veces para ser percibidas por generaciones futuras. En fin, sólo es historia aquello de lo que queda constancia. Esse est percipi: existir es ser percibido, sintetizó el empirista británico Berkeley (1685-1753).

Hay un inmenso océano, un grandioso ciberespacio: somos una nave pequeña, pero existimos. Como Descartes (1596-1650), podemos dudar de casi todo, pero no podemos dudar de que somos algo, al menos “una cosa que piensa”. Como Pascal (1623-1662), nos vemos como una caña agitada por el viento, pero “una caña pensante”. Como Kant (1724-1804), nos atrevemos a pensar y a “saborear” las contradicciones de nuestra existencia, sapere aude, nos atrevemos a existir en público. Como José Antonio Labordeta (1935-2010), sentimos raíces profundas, “somos como esos viejos árboles”Pedro Mendoza, año 2005 y 2014.

 

 

 

Pedro Mendoza en 2003 (55 años)

Algunos datos biográficos del fundador de esta web

 

Pedro Mendoza Gonzalo nació en Cetina (Zaragoza) en 1948. Fue sacerdote católico 13 años (1972 a 1985). Y otros 13 de entrenamiento, como “seminarista” (1959 a 1972). Cura rural siempre, incluidos sus 4 años en Burundi -África central- como misionero (1976-1980). En julio de 1985, se salió de cura por “incompatibilidad de caracteres” con el Vaticano y sus monaguillos. Entró y salió libremente, como detalla en Mi memoria histórica (1948-1988), publicada en 2010: http://pmendoza.bubok.es

Publicado en http://pmendoza.bubok.es, año 2010

 

Profesor de Secundaria en Colegios Privados de Madrid desde 1985: Latín, Griego, Filosofía, Psicología, Ética y Religión. Licenciado en Teología (Vitoria 1986) y en Filosofía (Madrid, UCM 1990). Desde 1992, profesor interino de IES en Madrid. En 1995, obtuvo en la Comunidad Valenciana, por oposición pública y acceso libre, dos especialidades como funcionario de carrera: Filosofía y Psicopedagogía. Trabajó allí 16 años como profesor de instituto (IES): 9 como Psicopedagogo en Benidorm y Guardamar, más otros 7 años como profesor de Filosofía en Alicante-ciudad.

 

En Guardamar, además de ser Orientador, impartió en Diversificación-PDC la asignatura de Orientación e Iniciación Profesional. Y en Alicante, también Cultura Clásica, Sociología y la “famosa” Educación para la Ciudadanía, así como la asignatura-fantasma Atención Educativa. En el año 2000, sacó el Doctorado en Filosofía y Ciencias de la Educación (UCM), con sobresaliente unánime de los 5 miembros del Tribunal a su tesis, titulada La creatividad en la enseñanza secundaria. Aportaciones a la tarea educativa del siglo XXI.

 

Tesis Doctoral, noviembre 2000

Se jubiló en 2011, pero la educación sigue siendo uno de sus centros vitales de interés. Además de su labor educativa hasta 1985 –reglada y no reglada-, otros 22 años posteriores a tiempo pleno en Secundaria han pasado por su cabeza y su corazón: más de 4.000 alumnos en edades críticas (12 a 22 años). Su libro Educación global, ya –publicado en 2003- da cuenta de ello en 546 páginas muy bien documentadas: http://www.e-libro.net/libros/libro.aspx?idlibro=1912

 

Publicado por www.e-libro-net, mayo 2003

Se casó en 1986. Tiene 3 nietos y 7 libros publicados. Trabajó en País Vasco (1969-1972), Aragón (1972-1976, 1980-1984), Madrid (1984-1995) y Comunidad Valenciana (1995-2011). Estancias laborales en Francia (desde 1968), Inglaterra (1970, 1984), Bélgica (1971) e Italia (1978-79). También visitó, por motivos varios, Alemania (1971, 1990, 1992), Bulgaria (1990), Luxemburgo (1988), Holanda (1971, 1989), Portugal (1994, 2012), Ruanda (1979), Suiza (1981, 1988), Vaticano (1978, 1979). En Burundi (1976-1980), dirigió cursos de alfabetización para adultos en kirundi. Sus íntimas memorias de África le “globalizaron” para siempre.

 

 

Esto es África, año 1977
Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© PEDRO MENDOZA GONZALO