www.pedromendoza.com
www.pedromendoza.com
www.pedromendoza.com

Contra la guerra en Irak (año 2003)

Contra la guerra
Manifiesto contra la guerra en Irak
2003 abril 11, Guardamar.pdf
Documento Adobe Acrobat [112.8 KB]

Para imprimir los archivos originales  en din-A4, seguir estos pasos o similares:

 

  1. Clic con botón derecho del ratón en el icono de archivo PDF
  2. Clic con botón izquierdo del ratón en “Guardar destino como
  3. Elegir ubicación del archivo en tu propio PC
  4. Clic con botón izquierdo del ratón en “Guardar
  5. Doble clic izquierdo para abrir archivo ya ubicado
  6. Moverse en el archivo para buscar página o fragmento a imprimir.
  7. Elegir página(s)  a imprimir, o, en su caso, el archivo entero: Icono Impresora o Ctrl + P

 

MANIFIESTO contra la guerra

Pedro Mendoza, 11 abril 2003 en Guardamar (Alicante)

_______________________________________________________________

 

Bona vesprada a tothom. Buenas tardes a todos. Acostumbramos a terminar este acto con un MANIFIESTO, que es como una síntesis de nuestros deseos, una síntesis de nuestras esperanzas. Un día más, estamos aquí para manifestarnos contra la guerra, contra la guerra en Irak y contra todas las guerras.

 

Los niños y niñas que nos rodean en esta plaza son un símbolo de futuro: la vida debe continuar. Les damos las gracias por estar aquí, por acompañarnos, por sus ganas de jugar y por su alegría, por sus ganas de vivir y por su energía.

 

          Como todas las guerras, esta guerra nos ha hecho pensar en muchas cosas, pero hoy vamos a fijarnos sólo en tres aspectos, brevemente. Es como asomarnos a tres ventanas con paisajes distintos: 1ª ventana, EL PLANETA ENTERO. 2ª ventana: nuestro país ESPAÑA. 3ª ventana: NOSOTROS MISMOS.

 

          Nos asomamos a la primera ventana, EL PLANETA ENTERO.

 

          Queremos un mundo donde no sea necesario matar para sobrevivir, donde los humanos no sean lobos [1] o bestias para otros seres humanos. Queremos un planeta habitable para todos, no sólo para unos pocos ricos degenerados que sólo saben calcular beneficios a costa de desgracias ajenas.

 

         Los dictadores y explotadores del mundo son pocos, pero tienen muchos aliados: unos por conveniencia, otros por miedo y otros aliados por ignorancia. A los explotadores les importan poco las culturas y las banderas. Las utilizan por estrategia, pero sólo les interesa el poder y el dinero, que no tienen nacionalidad. Cuantas más banderas exhiben, menos patriotas son.

 

          Los pueblos, si no los provocan, quieren vivir en paz, incluso los estadounidenses. Ahora son la potencia hegemónica, pero no llegan al 5% de la humanidad: de cada 100 seres humanos, 95 no son de Estados Unidos. [2] Esto quiere decir que ni siquiera Estados Unidos gobernará el mundo si los demás no queremos: Acaba de nacer una nueva potencia: la opinión pública mundial –decía hace unas semanas en Madrid el premio Nobel Saramago, ante más de un millón de personas contra la guerra. [3]

 

Y nosotros hoy, recordamos esa idea. Necesitamos educar a nuestros hijos para transformar el mundo, no para obedecerlo y repetir las desgracias heredadas. El comercio de armas es el primer negocio mundial. Debemos contribuir, desde nuestra ciudadanía europea y española, a que la ONU se reorganice y funcione, a que los Tribunales Internacionales puedan ejercer su trabajo sin caciquismos ni presiones de los gobiernos poderosos.

 

El filósofo Gabriel Albiac escribía hace tres años: “Ni una sola pistola, ni un mínimo proyectil, ni una de esas infalibles minas personales son fabricadas en el Africa negra que les da uso exhaustivo... Hasta el último instrumento de muerte masiva procede de un mundo refinado, el nuestro”. Este artículo, publicado [4] en el diario EL MUNDO de 18 mayo 2000, se titulaba: “NEGOCIO DEL GENOCIDIO”.

 

Como este artículo, se han escrito muchos con esta guerra del petróleo, incluído el del compañero que nos ha hablado antes. No es una novedad constatar que estamos en un mundo enfermo y hay que curarlo, por nuestro propio bien y por el bien de los niños y jóvenes que hoy nos acompañan.

 

          Y nos asomamos ahora a la segunda ventana, ESPAÑA.

 

Sr. Aznar, le respetamos como persona y nos dirigimos ahora a usted no porque creamos que usted es el demonio o que usted sea mucho peor que otros gobernantes, sino porque, por ahora, es nuestro Presidente. Y pensamos nosotros que, “para salir del rincón de la historia”, no es necesario ponerse del lado de los matones. [5]

 

Para que España vaya saliendo de ese rincón de la historia (donde nos escondió, entre otras, la última guerra civil)  [6], hay que ilusionar al pueblo español con otras aventuras colectivas, pero no con aviones de guerra que valen 7.000 millones de pesetas (ó 42 millones de euros) [7].

 

El Ministerio de Ciencia y Tecnología se ha convertido en una sucursal de Defensa. En el año 2002, el gasto dedicado en España al desarrollo militar ‑en los Programas llamados de Investigación y Desarrollo (I+D)‑ es superior al presupuesto anual de la ONU, es el DOBLE que la suma total de todas las becas y ayudas concedidas a todos los estudiantes españoles, es NUEVE veces mayor que la aportación española a todos los organismos internacionales, es DOCE veces mayor que la investigación sanitaria en España y es 62 VECES superior a lo que gasta España en Operaciones Internacionales de Paz [7]...

 

¿Cómo nos vamos a creer, Sr. Aznar, que apoyando una guerra ilegal (injustas son todas) nos va a sacar usted del rincón de la historia? ¿Cómo es posible que un parlamento democrático actúe contra el 90% de los españoles (91% según el CIS)?

 

¿Habrá que reconstruir también la representatividad del Parlamento Español? ¿Por qué el 40% de los españoles (los abstencionistas) no están allí representados por escaños vacíos? ¿Por qué se reparten la abstención los grandes partidos? ¿Por gobernabilidad? Sí, ya lo vemos.

 

¿Por qué deben ser sólo los partidos quienes representen a España?¿Por qué una parte del Parlamento no podría estar compuesta por Organizaciones no Gubernamentales, Asociaciones Ciudadanas, Sindicatos, Juristas de reconocido prestigio internacional y Empresarios o Científicos que no necesiten votar al jefe? Como ve, Sr. Aznar, no sólo vamos a reconstruir Irak: quizá tengamos que reconstruir también España.

 

          Por cierto, usted sabe que España, aunque es una potencia mediocre, contribuye, en la medida de su mediocridad, a que el planeta se llene de armas. El criterio 2º del Código de Conducta de la Unión Europea dice que, para exportar armas, debe tenerse en cuenta “el respeto a los derechos humanos en el país de destino final”. [8]

 

        Y España, viene exportando armas a 35 Estados de África, entre otros. Uno de esos países es SUDÁN, donde, desde 1997, ningún joven puede obtener el título de Enseñanza Secundaria si no hace el servicio militar de los 17 a los 19 años. [9]

 

          Y más todavía, Sr. Presidente. Hace tres años, en el diario de información general más leído por los españoles (EL PAÍS, 3 octubre de 2000) salía esta noticia: “Amnistía Internacional, Intermón, Greenpeace y Médicos Sin Fronteras solicitan al Gobierno que prohiba la exportación de “material de tortura”, en alusión a los grilletes para pies y cadenas para la cintura que vende la empresa española Larrañaga y Elorza, S.A.”...

 

            La citada empresa reconoció que exportaba sus productos a más de 50 países sin solicitar nunca la correspondiente licencia, a pesar de ser obligatorio. Y lo mismo, otras empresas españolas, como Ardesa Comercial, S.A., que, en la página 20 de su Catálogo, anunciaba grilletes de tobillo y grilletes para pulgares. [9] Y así sucesivamente...

 

            Como ve, Sr. Aznar, hay muchos temas para ir saliendo del rincón de la historia y no entendemos por qué, de repente, les ha interesado tanto la democracia en Irak precisamente.

 

          Y vamos a terminar con la tercera ventana, NOSOTROS MISMOS

         

          Cada uno de nosotros sabe en qué puede cambiar para ir desterrando sus comportamientos belicosos. Las guerras son el fracaso de la educación y el fracaso de la convivencia. Si, en vez de invertir tanto en guerras y en competitividad enfermiza, invirtiéramos más en el progreso, avanzaríamos todos más, tendríamos menos enfermedades, menos ignorancia y más bienestar.

 

           Saber escucharse, saber aceptar la diferencia, saber aprender de los otros, no tener prisa para contradecir, están en la base de la convivencia. Pero vemos con frecuencia, en los programas de TV, en sesiones o reuniones, en nuestra propia casa y en el mismo Parlamento que nos representa, que nos cuesta mucho respetarnos y hablar de uno en uno. Tenemos prisa en llevar la contraria.

 

             Domingo García Sabell, miembro de la Real Academia Española, se preguntaba POR QUÉ GRITARÁN LOS ESPAÑOLES EN LUGAR DE HABLARSE. Y llegó a la conclusión de que subyace el deseo de HACER CALLAR AL OTRO: “los españoles –escribió‑ no saben escuchar bien”... [10]

 

            Ojalá esto no fuera verdad, ojalá se tratara sólo de un trabajo meramente académico, pero las guerras se alimentan de la intolerancia, de los insultos, de las maldiciones, de los odios, del deseo de aniquilar al otro. No es ése el camino. El camino son los derechos humanos (1948), que España firmó al nacer nuestra democracia. El artículo primero resume los demás:

 

            “Todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos. Y, dotados como están de razón y conciencia, deben comportarse fraternalmente los unos con los otros”.

 

          No a esta guerra ni a ninguna más. ¡NO A LA GUERRA!

_________________________________________________________________________

 

 

[1] Se alude a la expresión homo homini lupus del comediógrafo latino PLAUTO (254‑184 aC), aunque la popularizó HOBBES, Thomas (1588-1679) en su obra Leviatán (1651):

 

“Encontramos tres motivos principales de riña en el hombre: competencia, inseguridad y gloria... Sin un poder común que les obligue a todos al respeto, están en aquella condición que se llama guerra... En tiempo de guerra, todo hombre es enemigo de todo hombre”   (Madrid 1979: Editora Nacional).

 

 

[2] Estados Unidos tiene 284 millones de habitantes, el 4,63% de la población mundial, que es de 6.103 millones (100%). Fuente: Informe sobre el desarrollo mundial 2003, Atlas del Banco Mundial 2002, Datos 2001  (Tomado de Anuario EL PAÍS 2003, pág. 62).

 

 

[3] SARAMAGO en la manifestación masiva de Madrid, sábado 15 febrero 2003, jornada de movilización planetaria, con histórica incidencia en España. En Alicante, participaron unas 60.000 personas, la manifestación política más numerosa de su historia (INFORMACIÓN, domingo 16 febrero 2003). Lo mismo, en muchas otras poblaciones españolas. Tanto en Madrid como en Barcelona, hubo más de un millón de manifestantes. Como dato curioso, la Delegación del Gobierno (PP), que ha estado manipulando cifras desde el principio, admitió 350.000 manifestantes en Barcelona y 660.000 en Madrid (EL PAÍS, domingo 16 febrero 2003, pág. 25).

 

 

[4] Tomado de www.rebelion.org/africa/armas2.pdf, que cita este artículo en Documento I, pág. 23. Señala también esta procedencia:

www.el-mundo.es/2000/05/18/opinion/18N0012.html.

 

 

[5] Cuando Aznar comprobó la oposición masiva de los españoles a su proyecto de apoyar a Bush en el ataque a Irak, se le ocurrió aducir este trascendente motivo para tomar esa postura: “Para sacar a España del rincón de la historia”...

 

 

[6] La expresión “la última guerra civil” es repetida por José Antonio LABORDETA (profesor de historia y actual diputado aragonés en el Parlamento español) en una de sus composiciones poético-musicales titulada ROSA-ROSAE. Alude a la cadena de intolerancias y guerras habidas en España en los últimos siglos, incluida “la última guerra civil” de 1936-39, cuya depresión y fuga de cerebros todavía estamos pagando.

 

 

[7] El avión de combate EF-2000, valorado en su día en 7.150 millones de pesetas, es uno de los principales programas (I+D) desarrollados directamente por el Ministerio de Defensa. En el año 2002, los presupuestos iniciales para “investigación armamentista” fueron 1.490,8 millones de euros (248.063 millones de pesetas). Fuente: Cátedra UNESCO sobre Pau i Drets Humans (UAB: Universidad Autónoma de Barcelona).

En Internet: www.webislam.com/numeros/2001.../gobierno_armamentista

 

 

[8] Tomado de www.rebelion.org/africa/armas2.pdf, que reproduce “Los ocho criterios del Código de Conducta en materia de exportación de armas (UE)” en Tabla nº 1, pág. 20.

 

 

[9] Tomado de www.rebelion.org/africa/armas2.pdf, apartado RECLUTAMIENTO DE MENORES EN LOS EJÉRCITOS REGULARES, pp 8-9. Y sobre “material de tortura” exportado, apartado EXPORTACIONES DE ARMAS LIGERAS Y VIOLACIONES DE LOS DERECHOS HUMANOS, pp 4-5.

 

[10] GIBSON, Ian (1993): España. Barcelona: Ediciones B, pp 257-258.

 

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© PEDRO MENDOZA GONZALO